Uber autónomo no indentificó a mujer que mató en marzo; falló el software del sistema

Un informe preliminar publicado este jueves por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos informa que el vehículo autónomo de Uber que el pasado marzo atropelló y mató a una mujer en Arizona, Estados Unidos, no identificó ni frenó.

Los investigadores mantienen que el coche sí percibió a la mujer antes de arrollarla, unos seis segundos antes, pero “el software del sistema de autoconducción clasificó al peatón como un objeto desconocido, como un vehículo y después como una bicicleta”. Además, de 1 a 3 segundos antes del impacto el sistema determinó que la detención era necesaria, pero no tuvo lugar porque el frenado de emergencia estaba desactivado.

El reporte de la NTSB explica que este sistema de freno no se activa en los vehículos de Uber cuando están bajo control computarizado debido a que así reducen la probabilidad de movimientos erráticos.

Con el frenado de emergencia desactivado, la NTSB explica que quien debe intervenir en estos casos es el conductor humano, aunque señalan que el sistema de conducción no está diseñado para alertarlo.

La víctima de 49 años, Elaine Herzberg, estaba caminando con su bicicleta fuera de un cruce peatonal en una carretera con cuatro carriles de circulación cuando fue atropellada por el coche que circulaba a unas 40 millas por hora, unos 64 kilómetros por hora.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here