Maduro culpa a Portugal por una amarga navidad venezolana

Nicolás Maduro tuvo un último encuentro con actores internacionales antes de que acabe este 2017. Esta vez, se fue duro contra Portugal, país al que culpó por la falta de perniles de cerdo, uno de los platos principales en la mesa de cualquier familia venezolana y muy tradicional en las fiestas decembrinas.

“Lo que no saben es que, con ‘saboteo’ o sin ‘saboteo’, a este pueblo nadie le quitó la felicidad de la Navidad y nadie nos va a quitar la felicidad de fin de año. Ya rendiremos cuentas”, dijo el mandatario.

Sin embargo, los portugueses desmintieron dicho saboteo y revelaron que el Gobierno de Venezuela tiene una deuda de 40 millones de euros por la compra de perniles de cerdo con la empresa agroalimentaria Raporal en 2016.

A raíz de esto, acumulado con la hiperinflación que ha rozado el dos mil por ciento, la gente salió a las calles venezolanas a manifestarse en contra de las políticas micro y macroeconómicas del sucesor de Hugo Chávez.