Constructoras se deslindan de socavón en Paso Exprés de Cuernavaca

El consorcio que construyó el Paso Exprés de Cuernavaca informó que la alcantarilla y el drenaje que colapsaron por las fuertes lluvias, y la basura que éstas arrastraron, no formaron parte de los trabajos del proyecto.

En un comunicado,  las empresas Epccor y Aldesa señalaron que, de acuerdo con un análisis previo, la alcantarilla y el drenaje están a más de 15 de metros de profundidad, por debajo de la autopista, y que fue el exceso de agua lo que causó la grieta en la carpeta asfáltica.

“La afectación al tramo carretero, que obligó al cierre del cuerpo B (sentido Acapulco-México) del libramiento de Cuernavaca fue ocasionada por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura y una acumulación extraordinaria de agua provocada por las intensas lluvias”, explicaron.

Las empresas lamentaron la muerte de los ocupantes del auto que cayó en el socavón, de alrededor de cinco metros de profundidad.

“El Consorcio Constructor de Paso Express formado por las empresas Epccor y Aldesa, se mantiene a disposición de las autoridades para trabajar en la normalización de la vía, así como para ofrecer todas las garantías para los usuarios de la misma y vecinos”, añadió.

Por su parte, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, pidió al Colegio de Ingenieros realizar un peritaje para determinar exactamente qué fue lo que pasó y lo que originó el hundimiento.

Expresó que se hará una auditoria para verificar si los servidores públicos actuaron con  “suficiente atingencia y eficiencia” y para determinar sanciones para los responsables.