Modifican criterios de fiscalización de gastos de elecciones en Coahuila

El pleno de la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) decidió ayer aplicar nuevos criterios a la auditoría de los recursos ejercidos en las campañas de los estados cuya elección tuvo ocasión el 4 de julio; hecho que modificará sustancialmente la forma cómo el INE determinará si hubo rebase en el tope de gastos de campaña en Coahuila, como se había argumentado anteriormente.

Esta decisión se fundamentó en la necesidad de aplicar “medidas de racionalidad y razonabilidad” a la fiscalización de los procesos electorales. Las variaciones comprenden desde cambios en las matrices de precios con las que serán valuados los gastos que no fueron reportados al INE, en ámbitos como el pago a representantes en casillas o gastos por publicidad; hasta la modificación de la fórmula de prorrateo de gastos acreditados a un partido o coalición.

Bajo la aplicación de estos nuevos criterios, los dictámenes y proyectos de resolución que hoy revisará el Consejo General del INE reflejarán importantes modificaciones y engrosas; al tiempo que reducirán sensiblemente las propuestas de multa a los partidos, y el gasto total que inicialmente se había cargado a los partidos por su participación en los comicios estatales, con lo que las posibilidades de que un instituto político haya rebasado los topes de campaña se ven drásticamente limitadas.

En este sentido, la coalición que integraron PRI, PVEM y Panal con Miguel Ángel Riquelme como candidato a la gubernatura, podría observar disminuir en al menos 3 millones de pesos el gasto adicional que se le había acreditado; esto luego de que, la semana pasada, la Comisión de Fiscalización estimó que el candidato priista había rebasado el tope de gastos de campaña por 5.9 millones de pesos, equivalente a un 31%.

En la entidad, la causa de nulidad establecida por las leyes electorales indica que el rebase debe ser superior al 5% del tope, una cifra de apenas 962 mil 123 pesos, al tiempo que el primer lugar debe tener una diferencia menor a 5% de las votaciones con respecto al segundo. Esto, por lo tanto, difícilmente elimina en su totalidad las posibilidades de que alguna coalición sea encontrada culpable de haber rebasado el tope.

Además, la Comisión de Fiscalización señaló que se tomarán en cuenta los formatos mediante los cuales los partidos informaron no haber pagado apoyos a sus representes de casilla, por lo que este gasto sería descontado a los partidos que hayan presentado esta documentación; en tanto que se corregirán las cifras sobre el número de representantes de cada partido.